¿Quieres hacer el favor de callarte, por favor?, de Raymond Carver

Publicado el 13 November 2012
Archivado en General | Salir del comentario

El escritor estadounidense Raymond Carver (1938 – 1988) fue el maestro indiscutible del llamado realismo sucio, género que cultivó en sus múltiples cuentos y relatos. En ellos desnuda la escritura de toda adjetivación superflua y se centra en las historias cotidianas de la clase trabajadora de su país. Matrimonios rotos o a punto de romperse, alcoholismo, soledad, infidelidad, incomunicación y frustración… Carver se detiene en un momento de la vida de sus personajes para analizar con precisión y desde dentro los males de nuestra sociedad moderna.

¿Quieres hacer el favor de callarte, por favor?, volumen publicado por primera vez en 1976, reúne un total de veintidós relatos cortos, en los que Carver retoma sus temas de costumbre, haciendo hincapié en las relaciones de pareja y en los sueños perdidos de una generación de americanos criados en los “felices cincuenta” y condenados a vagar en un mundo muy distinto al que les enseñaron. Familias disfuncionales, una mujer insomne que tiene miedo a perder a su marido, una llamada de teléfono equivocada que alivia la soledad de dos personas, un adolescente que finge estar enfermo para ausentarse del colegio e irse a pescar, la revelación de una infidelidad, que hace estallar la violencia en una pareja, son sólo algunos de los personajes y tramas que deambulan por las páginas de este volumen.

Personas tan comunes como pueden serlo los mismos con quienes nos cruzamos a diario, y en las que Raymond Carver fijó su mirada ácida pero también llena de cariño, revelando las miserias cotidianas de la sociedad capitalista. Autor prolífico y alcohólico, Carver dejó otros buenos momentos de literatura minimalista en De qué hablamos cuando hablamos de amor (1981), Catedral (1983) y, sobre todo, en Vidas cruzadas, compilación de historias editada en 1993 que dio origen a la célebre película homónima de Robert Altman.

Raymond Carver publicó sus relatos en periódicos y revistas como New Yorker y Esquire. Falleció de cáncer de pulmón a los 50 años, justo cuando empezaba a ser reconocido como escritor.

Comentarios

No hay mas respuestas