Sábado sin… Sábato

He dicho -últimamente- que Ernesto Sábato, aunque murió este sábado día 30 de abril, llevaba algún tiempo muerto, refugiado en la pintura y la desolación. Sí, demasiado, quizás le mataron aquellos que no entendieron que era tan humano como ellos y, por tanto, un hombre lleno de aciertos y temores. Aquellos que -en algún instante- […]