SOBRECOGEDOR TESTIMONIO

Publicado el 26 March 2014
Archivado en cgamez | Salir del comentario

Resulta curioso que algunas personas, ya sea por su educación o por su humildad, pidan permiso para hablar, y cuando se les es concedido (que a veces no), viertan por su boca un testimonio que sobrecoge al que lo escucha por su contenido. Pero también por la veracidad que encierran sus palabras. Esto fue lo que le ocurrió a Domitila Barrios de Chungara en la Conferencia Internacional de la Mujer, organizada por la ONU y celebrada en México en 1970.

De un cúmulo de intervenciones sobre el feminismo y los derechos de la mujer surgió la voz de Domitila, que tras decir: “Si me permiten hablar”, explicó con pelos y señales la situación de las mujeres de los mineros bolivianos, su lucha por conseguir unos derechos básicos que se les negaban y su propia experiencia personal. Domitila padeció la represión de la dictadura militar boliviana en 1967, perdiendo un hijo que tuvo que alumbrar en los calabozos, donde fue torturada por orden del ejército.

Si me permiten... Domitila [tapa]Todo eso se relata en el libro testimonial del mismo nombre: “Si me permiten hablar…” testimonio de Domitila una mujer de las minas de Bolivia, compilado y editado por Moema Viezzer a partir de una serie de entrevistas con la propia Domitila y en donde uno queda sobrecogido por la crudeza y la sinceridad del relato de esta mujer. Otra cosa es que se pueda afirmar que existe un progreso moral y este se va a vertebra en Bolivia y en el planeta gracias al marxismo. Me temo que los borrachos, las peleas entre cónyugues, la corrucpción y otras debilidades del ser humano nos van a acompañar por muchos años con cualquier sistema político.

Comentarios

No hay mas respuestas