Anotaciones a “Caín” de Saramago, Ed.Alfaguara

Publicado el 19 June 2010
Archivado en alf940 | Salir del comentario

Caín de José Saramago , Alfaguara, 2009

Si Dios existe ya estará ante Él y si no existe de la forma convencional y antropomórfica que nos lo han presentado sino como el cosmos en su totalidad Saramago y previa su incineración ya está presto para disolverse en él aunque el escritor no siempre se ha llevado bien con la idea de Dios, antes al contrario y sobre todo en su último libro, “Caín”, se muestra bastante beligerante con él, diciendo que “Dios es alguien de quien no se puede uno fiar”, precisamente la tesis del libro y donde se pregunta de una manera desafiante: “ ¿Qué diablos de Dios es éste que, para enaltecer a Abel, desprecia a Caín?”.

En el libro emplea un término, muy en boga en los últimos tiempos para distinguir, en cierto tipo de delitos, los autores materiales o intelectuales. En su novela Saramago absuelve a Caín del homicidio de su hermano Abel del que culpa a Dios al considerarlo, por haber rechazado las ofrendas que aquel le ofrecía, como autor intelectual del fratricidio.

A pesar de culpar a Dios de la muerte de Caín, tiene sus teorías sobre el particular y acto seguido lanza esta otra teoría:  “Dios, el demonio, el bien, el mal, todo eso está en nuestra cabeza, no en el cielo o en el infierno, que también inventamos. No nos damos cuenta de que, habiendo inventado a Dios, inmediatamente nos esclavizamos a él”,”Tengo asumido que Dios no existe, por tanto no tuve que llamarlo en la gravísima situación-enfermedad- en que me encontraba. Y si lo llamara, si de pronto él apareciera, ¿qué tendría que decirle o pedirle, que me prolongase la vida?”. “Moriremos cuando tengamos que morir. Lo demás es literatura, y de la peor”.

Desde hoy todo es literatura o sólo lo que queda de él.

Comentarios

No hay mas respuestas