DE LA HOSPITALIDAD Y LA INMIGRACIÓN

Publicado el 22 August 2014
Archivado en cgamez | Salir del comentario

hospitaliteTrata el libro diálogo de Jacques Derrida con y Anne Dufourmantelle, De l’Hospitalité, que se estructura de una manera dual a partir de unas conferencias de Derrida en torno a la hospitalidad en las sociedades contemporáneas y su transformación debido a los problemas derivados de la inmigración, y el comentario escrito de Dufourmantelle tras la experiencia de esas conferencias. Así cada página pertenece a uno. La de la izquierda para Dufourmantelle, la de la derecha para Derrida.

Si he de serles sincero, no soy muy fanático de Derrida. Se me hace pesado, angosto y, debido a las dificultades que encuentro en mi vertiente narrativa, siempre me pregunto si no tendría el filósofo francés una forma más económica de contar las cosas. Pero este texto tiene cosas interesantes, como el hecho de ir ha los orígenes de la inmigración a partir de dos elementos clave de la cultura clásica: los sofistas y las palabras de Sócrates y Platón al respecto; y la tragedia de Edipo, un extranjero que no es tal, que mata al rey, su padre, y acaba convirtiéndose él mismo en rey. Miedos disfrazados de diálogos y tragedias que se repiten en nuestros días en las sociedades desarrolladas.

En mi opinión, Derrida acierta al percibir que se ha operado un cambio en torno al concepto de hospitalidad con los cambios operados en la sociedad a partir de las nuevas tecnologías y la inmigración laboral. Sin embargo, si uno va al mensaje principal del libro, se le antoja en exceso idealizado. La idea de que la hospitalidad debe ser incondicional pese a existir el riesgo de una no devolución, de una agresión como la de Edipo, es muestra de un autor que también se siente inmigrante (nacido en Argelia de origen judío, educado en Francia). Pero precisamente, con esos orígenes me parece descabellado que pretenda tener más en común con un emigrado palestino que con un francés. El emigrado palestino no ha tenido nunca las oportunidades que tuvo Derrida.

Comentarios

No hay mas respuestas