DEL BAGAJE DEL ESCRITOR Y SU MUNDO INTERIOR

Publicado el 9 March 2013
Archivado en cgamez | Salir del comentario

Mucho se ha dicho del bagaje del escritor, de la necesidad de que viva experiencias únicas e irrepetibles para que su mundo interior crezca y construya un universo único, original e irrepetible.

Pero uno se lee todos los relatos que conforman El informe de Brodie, de Jorge Luis Borges, y uno primero reflexiona sobre el increíble universo literario de Borges, tremendamente original e irrepetible, y después reflexiona sobre su vida, sobre sus experiencias únicas e irrepetibles, todas lectoras, y descubre que la realidad que subyace a la afirmación que iniciaba este post resulta un tanto paradójica.

Y lo digo porque los relatos de El informe de Brodie, todos magnífico, todos excepto los dos últimos (el que la título a la colección y “El Evangelio según Marcos”) estructurados en torno a la figura literaria del doble y al enfrentamiento del duelo revelan a la perfección ese universo borgiano, al menos en parte. El universo que tan bien cultivara Borges desde sus textos fundacionales. El del gaucho, el del Martín Fierro, el del lunfardo, el de la Argentina cruel y salvaje (algunos de los textos que conforman el libro son de una atrocidad espeluznante). Unos textos que resultan tan redondos y tan creíbles pese a que, como el mismo autor deja entrever en alguna de sus páginas, era un universo desconocido por completo para el autor argentino, que demuestran que en el milagro de la literatura la creación de un mundo interior propio depende más del talento al narrar que de lo que pueda haber vivido el escritor.

Comentarios

No hay mas respuestas