EL CONDE DE MONTECRISTO, DE ALEJANDRO DUMAS

Publicado el 21 June 2017
Archivado en General | Salir del comentario

La obra cumbre de Alejandro Dumas publicada en 1845 corresponde a un gran clásico literario que aborda la lealtad, el servicio a Dios y la venganza. Es por ello que el lector se encontrará frente a frente con la idea de la moral y será a través de la gran serie de eventos descritos que logrará dimensionar al menos un poco de todo lo que puede ser capaz el ser humano.

Un libro para emocionarse y estremecerse: El Conde de Montecristo

Clasificado dentro de los clásicos universales, este libro se ocupa de relatar hechos bastante dramáticos adornados por las circunstancias de época y es precisamente en este sentido donde el lector a pesar de encontrarse con un lenguaje evidentemente distinto al contemporáneo, podrá saborear a plenitud el gran talento de este inigualable autor.

El propósito de vengar una injusticia consigue que El Conde de Montecristo, de Alejandro Dumas invite a un constante sobrecogimiento a causa de todas las emociones descritas en una narración que si bien es extensa y por lo tanto para muchos podría resultar algo densa, es sin dudarlo un gran legado cultural que siempre y en todo momento dará motivos para hablar.

Reseña del libro

La envolvente historia nos cuenta como un joven marinero llamado Edmundo Dantés después de su arribo al Puerto de Marsella se propone buscar a su enamorada Mercedes para finalmente contraer matrimonio con ella, sin embargo la envidia por el éxito en su vida se interpone de manera brutal ocasionando que sea acusado y encarcelado en un temible sitio de donde según se dice, absolutamente nadie sale con vida, esto sin pasar por un juicio.

Así pues, durante los catorce años que deberá vivir privado de la libertad, este hombre vivirá cosas terribles pero también se encontrará con el abad Faria quien asumirá la labor de transmitirle miles de enseñanzas, ayudarle a escapar y de paso heredarle su fortuna.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

No hay mas respuestas