EL HOMBRE QUE RÍE, DE VICTOR HUGO

Publicado el 26 July 2017
Archivado en General | Salir del comentario

Perteneciente al legado de uno de los más admirados e influyentes autores de la literatura del siglo XIX, la obra que hoy nos ocupa es ciertamente una de las más surrealistas y dramáticas de Víctor Hugo. Adicionalmente cuenta con la particularidad de haber despertado gran orgullo en el autor por su consecución y aún así no haber recibido la aceptación esperada durante la época reciente a su publicación.

Se trata entonces de una historia con grandes dosis de humor negro y profundidad que de manera eficiente consigue llevar al lector a estremecerse una y otra vez con el desarrollo de las etapas, diálogos y reflexiones.

Un libro donde se revela el drama del alma: El hombre que ríe

Tal y como lo expresó en alguna oportunidad el mismo autor, no siempre es posible representar el drama en su totalidad, por lo tanto este relato calificado como barroco consigue revelar muchos de los matices que pueden ofrecernos una idea de las dimensiones que este puede llegar a alcanzar.

La estructura como tal de El hombre que ríe, de Victor Hugo se encuentra dispuesta en dos partes y una conclusión, asimismo acude a un estilo narrativo en tercera persona e incorpora de forma bastante explicita la descripción de una buena cantidad de emociones humanas enmarcadas por el entorno que ofrecía la antigua Europa.

Reseña del libro

Con el territorio inglés proporcionando unos cuantos escenarios, esta novela asume la labor de compartirnos las tragedias de distintos personajes que guardan relación entre sí. Un saltimbanqui filósofo, un chico deforme, una huérfana ciega y una duquesa pervertida serán el hilo conductor para navegar por los más grandes dolores del alma humana.

Elementos sorpresas del destino darán a los hechos un giro determinante que aunque pareciera garantizar algo de esperanza no podrán evitar acontecimientos desesperados que buscan dar respuesta al dolor.

 

Comentarios

No hay mas respuestas