EL LADO OSCURO DEL AMOR, DE RAFIK SCHAMI

Publicado el 18 January 2018
Archivado en General | Salir del comentario

Doctorado en química, Suheil Fadél es un escritor sirio-alemán que emplea el seudónimo de Rafik Schami cuyo significado es “amigo de Damasco”para firmar sus trabajos, los cuales suelen ser creados de manera independiente y con el suficiente talento para ser merecedores de variadas distinciones. En cuanto a la obra que revisaremos hoy, se trata de una apasionante y conmovedora novela publicada en el 2008 que si bien se ocupa del romance, también hace posible tener contacto directo con la siempre nombrada crisis de Siria.

Enmarcada por distintos problemas religiosos y grandes muestras de intolerancia, un amor a simple vista imposible intentará surgir a pesar de todo, no sin antes revelar algunos secretos de grupos sociales que generalmente son bastante desconocidos para la mayoría de los ciudadanos del mundo.

Atracción, odios y exilio: El lado oscuro del amor

Con una memorable recreación histórica y una admirable precisión descriptiva, este éxito editorial de Alemania se encuentra nutrido por matices religiosos y políticos que de paso sirven para descubrir una concepción diferente de lo que se entiende por familia, ya que en este caso corresponde a una fuente absoluta de poder. De acuerdo al panorama presentado, el lector podrá encontrarse con dictaduras, enfrentamientos y revueltas que de alguna manera influyen en la complicación de un amor al punto tal de transformarse en un desafío inaceptable.

En el lado oscuro del amor, de Rafik Schami los personajes están tan bien constituidos que son bastante difíciles de olvidar, situaciones como matrimonios arreglados, hermandades secretas y milicias clandestinas hacen parte de la sucesión de hechos.

Reseña del libro

Es la década de los sesenta y en Damasco, un joven llamado Farid conoce a Rana surgiendo entre ellos una atracción que los sobrepasa. Mas tarde se darán cuenta que al ser cada uno parte familias cristianas que se odian a muerte su relación está más que condenada a la clandestinidad y peor aún, al exilio.

 

 

 

Comentarios

No hay mas respuestas