“El peregrino” de Jesús Torbado, un rescate para el verano

Publicado el 22 July 2010
Archivado en Fátima | Salir del comentario

Rescato un libro que leí hace ya muchos años y que me dejó un recuerdo entrañable que, aún hoy en día, perdura. Me refiero a El peregrino del magnífico escritor Jesús Torbado. En la obra, el autor nos narra las peripecias de un joven –Martín de Châtillon– que abandona su pueblo francés para recorrer solo -allá en el siglo XI- el enigmático Camino de Santiago. Sus aventuras y vivencias se entremezclan con una visión irónica y crítica de la vida cotidiana en el interior de monasterios, abadías, posadas y albergues, dispersos por toda la Ruta Jacobea, relatándose al tiempo aspectos curiosos como los negocios y trueques que de las reliquias de santos se efectuaba, así como toda la picaresca que dichas reliquias generaba. La documentación seria sobre el Medievo –etapa dura y compleja- junto a una prosa exquisita y cuidada, no olvidemos que fue galardonado -con el título de El relicario– con el Premio Ateneo de Sevilla de Novela (1993), así como los numerosos rasgos de humor que en distintos fragmentos salpican la obra, hacen que su lectura, con ironía muy acentuada, te vaya enganchando, haciendo que te sientas muy cerca de este chico, que participes con él en su aventura, que junto a él conozcas personajes embaucadores, zascandiles y bribones que habitaban intra y extramuros, es decir, compartiendo las andanzas de un joven que creía que transitaba por la Ruta, cuando en realidad estaba descubriendo por primera vez…la vida, con las luces y sombras que ella conlleva. Gustará a los amantes de la novela histórica bien documentada, a los aventureros y sobre todo a los apasionados del Medievo, que con Torbado –curiosamente- es una de las pocas ocasiones que nos hace reír a carcajadas.

Fátima Hernández

Comentarios

No hay mas respuestas