“El río secreto” de Kate Grenville, una novela de aventuras en la Australia del siglo XIX

Publicado el 10 April 2010
Archivado en Fátima | Salir del comentario

Adquirí recientemente un libro, ambientado en la Australia del XIX, que me atrajo por su exquisita portada: sencilla, emulando a antigua, como pintada por un maestro escribano. El dibujo representa un ave exótica y colorista, de gran originalidad, que parece sacada de un viejo grabado realizado por un científico ilustrador del XVIII, aquellos que se adentraban en destartalados navíos por selvas exóticas y mares ignotos y lejanos. Aunque las portadas no tienen por qué ser indicativas de un buen contenido, evidentemente, suele pasar que algunas causan en mí tal magnetismo, que los textos por lo general no me defraudan. Eso ha ocurrido con “El río secreto” de la escritora australiana Kate Grenville, que ha recreado con variadas y sutiles pinceladas de clásicos ingleses, dickenianas para ser más exactos, un relato ambientado en el XIX y situado en Inglaterra y Nueva Gales del Sur, destino obligado para muchos condenados y proscritos de las ciudades británicas en aquella época. El tema de los aborígenes y su competencia con los recién “enviados a las colonias”, poco frecuente en la oferta literaria, me llevó a leer la obra cuyo señuelo -la portada- te atrapa de manera fulminante, como a buen seguro a aquellos habitantes del continente (Australia) les envolvió un paisaje distinto, lleno de una luz especial que, incluso en las variadas filmografías visionadas sobre él, siempre me ha parecido destacado, como creo que debe ser Australia, porque dicen que aquello es otro mundo, sí, sí, hablan que es el continente aún soñado.

Fátima H.

Comentarios

No hay mas respuestas