La impresión bajo demanda

Publicado el 15 December 2013
Archivado en Raúl | Salir del comentario

Los cambios en el mundo editorial están siendo profundos, y ahora la manera en la que salían antes los libros está cambiando. Por eso, cada vez es más común que el autor no se vincule con una editorial, y saque su libro en el formato de impresión bajo demanda.

1369792133_513069492_2-Fotos-de--Ploteo-escaneo-fotocopias-de-planos

Fragma, imprenta online, está especializada en este tipo de impresión, que no sólo pueden usar autores de libros, sino que está al alcance de cualquiera que necesite imprimir textos cuando lo necesite.

Por ejemplo, las academias de formación suelen necesitar textos a menudo, pero tienen un problema que enseguida vais a entender. Los textos tienen que estar preparados cuando lleguen los alumnos, pero nunca saben cuántos alumnos van a tener.

Por eso, lo que hacen es imprimir más textos de los necesarios, para cubrirse las espaldas. Así, los alumnos nunca se quedan sin su material de formación, pero la academia pierde dinero, puesto que tiene que guardar el exceso de material, y además éste puede quedar obsoleto e inutilizable en poco tiempo.

La impresión digital ha acabado con este problema, y ahora los textos, materiales formativos o cualquier otra cosa que necesite ser impresa, se puede hacer en muy poco tiempo y bajo demanda del cliente, que en uno o dos días tiene su material disponible.

Otra ventaja de este tipo de impresión es que reduce costes de almacenaje, ya que lo que no es necesario no se imprime, y por lo tanto, no hay que dedicar espacio para guardarlo, un espacio que cuesta dinero, hay que limpiar, hay que proteger de la humedad y de los incendios, etc.

Además, muchas de las empresas que se dedican a ofrecer este servicio, como Fragma, ofrecen a sus clientes la posibilidad de instalar un programa en sus ordenadores, de manera que el cliente pueda hacer el pedido desde su ordenador, y además saber siempre el estado del mismo, todo ello sin tener que llamar por teléfono y sin esperas.

Por si fuera poco, este programa lleva un control de los pedidos y de quién los hace, por lo que en todo momento se sabe lo que se ha mandado a imprimir y su coste, para que los departamentos de la empresa sepan lo que están gastando en impresión.

Para finalizar, el ahorro de costes es enorme, debido a que no hay que mantener grandes máquinas para imprimir, que son caras y necesitan la visita frecuente de los técnicos de la marca, cuyas intervenciones no son baratas precisamente. 

Comentarios

No hay mas respuestas