La tragedia del Congo (Ediciones del Viento, 2010). Valientes de otrora y de ahora

Publicado el 20 August 2010
Archivado en Fátima | 1 comentario

Siguiendo con su línea de publicar piezas literarias interesantes sobre viajes, aventuras, expediciones, geografía, conflictos armados o enigmas, Ediciones del Viento ha sacado a la luz, recientemente (2010), un curioso libro de ensayo titulado La tragedia del Congo, que reúne opiniones, escritos, cartas y discursos realizados por importantes personajes de la talla de G. W. Williams (primer gran historiador americano de raza negra), R. Casement (diplomático irlandés), Arthur Conan Doyle (conocido escritor y creador del popular Sherlock Holmes) o Mark Twain (polémico autor, viajero y periodista). Ellos criticaron y rogaron a las autoridades que se tomasen medidas para finalizar la política colonialista del rey Leopoldo II de Bélgica, que consideraba al Congo otra de sus propiedades sobre la que poder disponer a su antojo. Ansias de riqueza, poder, exceso de autoridad, despotismo, crueldad y sobre todo ambición sin límite tuvieron su punto álgido en la llamada Asociación Internacional Africana que, a finales del XIX,  llegó incluso a financiar la expedición de Stanley al río Congo. Fotografías de los desmanes cometidos, sobre todo de las múltiples mutilaciones y violaciones llevadas a cabo sobre todos aquellos que se negaban a seguir los caprichos de los soldados del rey, unidas a los textos de unos pocos valientes, que se atrevieron a decir la verdad para intentar detener la barbarie, hacen del libro una obra tan apetecible e imprescindible, como en su día lo fue la [intlink id=”549″ type=”post”]Guía para viajeros inocentes[/intlink] de la misma editorial y que reseñamos hace tiempo en este mismo blog.

Fátima Hernández

Comentarios

Una respuesta para “La tragedia del Congo (Ediciones del Viento, 2010). Valientes de otrora y de ahora”

  1. Verónica on June 16th, 2011 20:48

    Es curioso que se sepa tan poco de tantos abusos. Que los indígenas fueran masacrados de esa manera y nosotros sigamos mirando para otro lado. Suerte que libros como éste o El sueño del celta nos abran los ojos de vez en cuando. Un abrazo Fátima!

No hay mas respuestas