Las chicas del óleo (Isabel del Río, ed. Akrón), un libro para el deleite

Publicado el 25 April 2010
Archivado en Fátima | Salir del comentario

Cierro la última página del libro “Las chicas del óleo: pintoras y escultoras anteriores a 1789” de Isabel del Río, que la Editorial Akrón acaba de sacar a la luz y siento una sensación extraña. Esto me suele suceder cuando un libro me gusta demasiado y deseo que sea más extenso, con más hojas y muchas láminas a color. El delicioso, para mí esa es la palabra que lo define, pequeño y poco extenso (sólo 110 páginas) formato no elimina un ápice el interés de su contenido. La autora no puede ocultar que es Directora de Arte de una revista y deja traslucir, sin pudor, que ama esta disciplina, que disfruta con la Pintura, que se deleita en las pinacotecas y que es una entusiasta de La Historia. Por esta última hace un recorrido, tomando como eje central la Revolución Francesa, para contarnos la vida de mujeres importantes vinculadas a la Pintura y que en la mayoría de los casos han sido olvidadas a propósito e incluso ignoradas bajo firmas masculinas, sólo para que la obra alcanzara una mayor cotización, aunque en su día sí fueran valoradas y admiradas. Desde Sofonisba Anguissola (en la corte de Felipe II) Artemisa Gentileschi (a la que descoyuntaron los dedos por denunciar una violación y que trabajó con éxito en Italia) Marietta Rubosti, llamada “la Tintoretta” que mantenía a su marido con su trabajo y que tiene algunos retratos muy curiosos como el de “Antonietta Gonsalus” hasta la encantadora Elisabeth Vigée-Lebrun, pintora de María Antonieta en su Corte de Versalles y a la que los jacobinos echaron sulfuro por el tejado, aunque escapó con vida…la autora relata sus vidas mostrando que no siempre fueron trágicas y desgraciadas como pudiera pensarse. Isabel del Río ha rescatado “retazos de historia”, abre la puerta a discusiones sobre lo que para ella fue el papel de la mujer en siglos pasados y cuenta de manera fluida, sencilla y cercana,  aunque sin perder el rigor de una estudiosa, el trabajo de geniales artistas. Trabajo que debe ser reivindicado como lo ha hecho ella, es decir, exquisita, escueta e intensamente. Gracias Isabel.

Fátima H.

Del Río, Isabel (2010). Las chicas del óleo, pintoras y escultoras anteriores a 1789 (Editorial Akrón) serie ¿quieres saber más? (7):110 páginas.

Comentarios

No hay mas respuestas