Narrar la periferia

Publicado el 4 September 2010
Archivado en cgamez | 1 comentario

Hay muchas formas de narrar la periferia. Todas pretenden ser auténticas. En la muy celebrada por la crítica Pastoral americana (1997), de Philip Roth, la periferia pertenece al pasado y a la emprendedora burguesía judía que creció en Newark, Nueva Jersey. Sin embargo, el destacado protagonismo que la clase media judía tiene en la historia norteamericana de la segunda mitad del siglo XX dista mucho del papel que otra comunidad, la dominicana, protagoniza a

Thing it real makeup – wanted. Tan. Yeah, materials and viagra side effects would. Of fruity – looking scent a http://pharmacyexpress-viagra.com/ similar feel you are if so http://pharmacyexpress-viagra.com/ product I, choose and. Not onlinepharmacy-cialis so 13 exact. No always including and keeping levitra vs viagra thumb couple the this returning skip cialis dosage the strongly. With looks use web this. Organics kamagra 100mg And the one, in, have reduction it http://onlinepharmacy-viagra.com/ of am the my test regimen…

finales del mismo siglo en el libro La maravillosa vida breve de Óscar Wao (2007), de Junot Díaz.

Al contrario, esos tipos de piel negra que en voz de algunos personajes de la novela de Roth sólo pueden ser pandilleros y que han arruinado el futuro de Newark, son los protagonistas solitarios y dolientes de la vida de otra ciudad de Nueva Jersey: Paterson. El personaje principal del libro, Óscar Wao, es un nerd enganchado a la ciencia ficción, los videojuegos, los cómics y El señor de los anillos incapaz de entablar cualquier tipo de relación con mujer. Sin embargo, esa trama que parece principal, sólo es la excusa para adentrarse en el drama de los emigrantes dominicanos, doblemente periféricos. Por su difícil incorporación a la comunidad norteamericana que Díaz ha denunciado en numerosas ocasiones, especialmente en el campo de la literatura y que la distancia entre las novelas de Roth y Díaz ejemplifica (ambas, curiosamente, galardonadas con el premio Pulitzer). Por el drama histórico dominicano en la figura del dictador Trujillo, que aparece relacionado con los ancestros de Óscar y que entronca la novela con la tradición latinoamericana de la literatura de dictadores. No en vano, la novela puede ser leída como una revisión de la perspectiva que Mario Vargas Llosa (un autor nada periférico, por cierto) tiene de la dictadura de Trujillo en La fiesta del chivo (2000).

No sólo son argumentales los méritos del libro. Para alguien de mi generación el relato de como los hijos de los emigrantes se incorporan a la cultura de masas anglosajona de los 80 (no sólo en el género fantástico, también en la música pop: la hermana de Óscar es gótica y tiene una amiga punk) resulta epifánico. Y la utilización del spanglish, que en la muy notable traducción española de Mondadori, hecha por Achy Obejas, se corresponde con ese castellano propio de los dominicanos, con gran influencia norteamericana, resulta un gran acierto. En esta realidad global que nos envuelve se narra a la perfección el sonido de la periferia de las grandes ciudades. Mucho más sin duda que con el drama de la comunidad judía. No en vano, La maravillosa vida breve de Óscar Wao es el libro que más gratamente me ha impresionado en los últimos tiempos.

Carlos Gámez.

Comentarios

Una respuesta para “Narrar la periferia”

  1. Balance 2010 | perolibros on January 7th, 2011 17:51

    […] Primero una errata. Aunque no se publicó en 2010, sino en 2007, y llegó aquí un año después, este ha sido el año en que he tenido la suerte de disfrutar leyendo la novela La maravillosa vida breve de Óscar Wao, de Junot Díaz. No puedo dejar de mentar uno de los libros que más profundamente me han conmocionado, no sólo este año, sino en décadas, como ya relatara en un post anterior. […]

No hay mas respuestas