MUJERES QUE CORREN CON LOS LOBOS

Publicado el 16 June 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

Hablaremos de una propuesta literaria relacionada con el mundo de la psicología femenina donde su autora la psiquiatra norteamericana Clarissa Pinkola Estes aprovecha para referirse al papel de la mujer moderna, al tiempo que invita al autoconocimiento para hallar nuevamente esa creatividad e intuición tan propias del interior femenino.

Un libro para recuperar la fuerza interior: Mujeres que corren con los lobos

La narración de Pinkola se encuentra pensada para crear impacto y despertar a la mujer de esa especie de letargo en el que pareciera encontrarse, para ello se arma con todo su acervo cultural hasta destacar las más relevantes facetas femeninas al tiempo que deja en el aire valiosas frases inspiradoras. Publicada inicialmente en 1992, la obra busca sacar a flote esa especie de “vida secreta” que al parecer a muchas mujeres se les ha obligado a llevar.

Si bien el texto en ciertos apartados podría merecer una relectura por su profundidad, Mujeres que corren con los lobos, de Clarissa Pinkola Estes emplea el análisis de relatos infantiles al igual que mitos interculturales para ayudar de alguna manera a que las féminas retomen lo trascendente de su esencia.

Reseña del libro

Juzgando a la mujer desde la atemporalidad, la autora se refugia en las tradiciones a las que ha tenido acceso desde su infancia para generar ejemplos de los comportamientos y distintas conductas femeninas, es de esta manera que orienta su relato hacia el ejemplo que nos ofrecen los ciclos de la naturaleza, pues considera que estos son el mejor ejemplo para lograr el respeto por la denominada sabiduría femenina.

Dejando en claro en potente llamado al reencuentro con la dimensión espiritual, este libro busca proponer los medios para darle espacio al yo profundo que haga posible el dejar de considerar la belleza física como una necesidad para poder encontrar un espacio en el mundo.

 

 

 

 

 

 

 

 

BAJO LA MISMA ESTRELLA, DE JOHN GREEN

Publicado el 14 June 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

Con un generoso impacto en la literatura juvenil, John Green se ha encargado de dejar huella gracias a esta obra donde a pesar de tocarse un tema tan dramático como el cáncer, aquella curiosa suma de ingenio y sarcasmo que revela su narrativa la transforman en una pieza que marca la diferencia.

Un libro sobre la vida y la muerte: Bajo La Misma Estrella

Al establecerse como una novela juvenil  que inspiró la producción de una película, la obra puede llegar a ser subestimada, sin embargo la magistral gestión de sentimientos atemporales marca la pauta para que cualquier lector reflexione sobre el sentido de la vida y se de la oportunidad de reírse un poco de aquellos tropiezos que generalmente acortan la motivación por seguir adelante.

Así pues, Bajo la Misma Estrella, de John Green es una historia interesante y franca donde si bien los protagonistas sufren una enfermedad, los acontecimientos no giran cien por ciento entorno a ello y es esto justamente lo que consigue que no sea un relato más.

Reseña del libro

Hazel y Gus  son dos adolescentes que por cosas del destino coinciden en un grupo de apoyo para enfermos de cáncer, ambos con personalidades arrolladoras coinciden en el gusto por la lectura y es así como la chica decide revelar su casi que obsesión por el libro que ha marcado su vida. A partir de esto momento, quedará en evidencia el deseo de conocer el autor del texto, al tiempo que se empeñan en vivir el ahora y hacer realidad sus propósitos ignorando las lamentaciones propias de sus respectivas enfermedades.

El relato si bien puede ser algo desgarrador en ciertos momentos acude a apuntes filosóficos que llevan al lector a cuestionarse sobre miles de cosas que de otra manera seguramente jamás consideraría, entre la tristeza y la alegría, todo transcurre tal cual y como es la vida real.

 

LA VIDA NEGOCIABLE, DE LUIS LANDERO

Publicado el 12 June 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

La literatura española nos ofrece una novela literaria que corresponde a la esperada reaparición de Luis Landero, un autor que en esta ocasión propone un titulo que recoge algo de humo cruel combinado con sus más autenticas raíces, todo para dar paso a una obra cuya lectura genera verdadero placer.

Un libro para descubrir como sobrevivir al ridículo: La vida negociable

Ciertamente la narración del autor navega entre la naturalidad que ofrece la vulgaridad de ciertos con hechos junto a la brillantez con la que aborda la vida, los sueños y la realidad, todo esto con la firme intención de llevar al lector al posible descubrimiento de los afanes tan dramáticos que suelen mezclarse con la belleza propia de la vida.

En este sentido, La vida negociable, de Luis Landero, es un título con todas las características necesarias para mostrarnos con un increíble toque picaresco y agrio que todo se encuentra mercantilizado y por tanto la búsqueda del perdón y la paz no deja de ser algo casi que inalcanzable.

Reseña del libro

En este particular libro se nos habla en primera persona para que podamos conocer a fondo el acontecer de Hugo Bayo quien es peluquero de profesión pero asimismo reúne todas las condiciones para ser catalogado como un genio incomprendido, Hugo aprovechará los encuentros por trabajo con sus clientes para rememorar su vida al tiempo que va descubriendo aspectos de si mismo de los que no era consciente.

A punto de alcanzar los 40 años este hombre aún no le encuentra sentido a su paso por el mundo, sin embargo y al tiempo que fantasea no pone objeción a la necesidad de reinventarse hasta aclarar un pasado en el que sus padres tienen una importante intervención y poner absolutamente todo su presente en equilibrio; en cuanto al final, tal y como la vida real, es adjudicado al destino.

 

 

LA TRANSFORMACIÓN, DE FRANZ KAFKA

Publicado el 9 June 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

En el grupo de clásicos modernos de la literatura, la obra cumbre de Franz Kafka tiene su espacio asegurado gracias a un relato que transcurre entre lo angustioso y que cuenta con todos los elementos para posibilitar el encuentro del lector con sus más profundas esperanzas y amarguras.

Una historia para encontrarse a si mismo: La Transformación

La obra que en algunas traducciones es presentada como “La Metamorfosis” guarda su particular encanto en el estilo descriptivo que utiliza el autor para reflejar el marcado sufrimiento del protagonista a causa de un evento bastante agobiante que lo obliga a enfrentarse tanto con él mismo como con el mundo.

Tras distintas ediciones conmemorativas, La Transformación, de Franz Kafka, se constituye como un relato básico constituido a partir de un lenguaje muy bien seleccionado, el cual a pesar de las posibles modificaciones provenientes de la necesidad de traducción de la versión original alemana, consigue fomentar la reflexión sobre el manejo que se le da a lo que se establece como “diferente”.

Reseña del libro

El relato sobre el que todos posiblemente debemos tener al menos una pequeña idea, nos presenta la historia de Gregor Samsa, un desventurado hombre que cierta mañana al despertar se encuentra con la sorpresa de haberse transformado en insecto iniciando una verdadera pesadilla que transcurre en las cuatro paredes de su cuarto.

Esta monstruosa nueva anatomía, será la culpable de que Gregor pierda su empleo y pierda además del respeto y cariño de su familia, el honor de saberse un hombre que cuida de todos. El lector se encontrará con los más íntimos pensamientos de quien es ahora un horrible insecto y vivirá a la par el aislamiento y terror que todo esto le genera, todo obviamente bajo la guía de Kafka, además de estar frente a frente con la invitación implícita de una revisión de vida.

MI MADRE, DE RICHARD FORD

Publicado el 7 June 2017
Archivado en General | Comentar este artículo

MI MADRE, DE RICHARD FORDEl campo de la literatura posibilita y promueve propuestas de todos los tipos y en este caso Richard Ford ha optado por hacer un recuento de su infancia, familia, hijos y como indica el título del libro, de su madre.

Un libro para reflexionar sobre la familia: Mi Madre

El gran acierto del escritor de esta obra radica en que a medida que se avanza en la lectura, el texto invita al lector a reflexionar sobre lo que ha ocurrido en su vida a nivel familiar. De todos modos, habrá que resaltar que este es un texto pensado desde la sociedad norteamericana, así que puede diferir con otras culturas en las que la familia es extensa.

En otras palabras, Mi Madre, de Richard Ford es un libro que pese a presentar un contenido que no se ajusta al público latino, sí que invita a reflexionar sobre la vida en otros lugares que no se ajustan específicamente a la cultura del autor.

Reseña del libro

El libro nos habla del salvaje Oeste a través de datos con los que es posible imaginar la infancia y madre del autor. Lo interesante del caso es que la historia muestra una madre aséptica. Además, no queda del todo claro cuando se avanza en la lectura cuál es el objetivo del escritor, una de las razones por las que avanzar en la lectura será toda una obligación para quien se vaya enganchando con el libro.

En ese sentido, no es un libro estrictamente biográfico, ni tampoco uno en el que se hace una oda a la madre. Resultaría más apropiado describirlo como una suerte de despedida, un tanto conmovedora y “controlada” de Richard Ford ante esa figura tan importante para su vida.

Una despedida nunca es fácil y es por ello que evocar experiencias, ideas, sentimientos o recuerdos a través de la lectura de este libro será una vía maravillosa para comprender que la vida es en sí misma una condición pasajera.

UNAS NOTAS SOBRE LAS ‘CARTAS MARRUECAS’ DE CADALSO

Publicado el 23 January 2015
Archivado en cgamez | Comentar este artículo

cadalsoAunque se trata de un libro con una gran carga ilustrada por las preocupaciones sobre la modernización del país, el texto ofrece fisuras que ya anticipan el proyecto futuro de Cadalso, y que trataré de exponer en este escrito.

Para empezar, el formato y la estructura de la obra ya son peculiares. Se trata de un texto epistolar, muy común en el siglo XVIII para tratar temas morales, en donde la equidistancia en los juicios de los personajes resulta fundamental. El formato epistolar se justifica en el prólogo como el más adecuado para ejercer la crítica, y lo entronca con El Quijote de Cervantes por su carácter satírico. El libro cubre la correspondencia entre un joven marroquí –de ahí el título de la obra—, Gazel, su maestro en su país de origen, Ben-Beley, y el amigo español del primero, Nuño Núñez. Precisamente, la necesidad de Cadalso de crear un narrador principal suficientemente neutral le obliga a que este deba ser extranjero para tratar los temas nacionales con esa distancia mencionada (el “filtro objetivador” que menciona Albiac [Mainer 598]). Pero Cadalso trata de evitar que este autor interpuesto sea de origen francés o inglés, o de otros países del norte de Europa, lugares todos bien conocidos por el autor e inmersos en aquella época en la elaboración de la denominada “leyenda negra” y de los que el autor reniega varias veces: en la carta IX por las críticas a la conquista de América por parte de personas que justifican la esclavitud, en la carta LVII por no considerar relevantes a las figuras del medievo y el renacimiento español, o en la carta LXXIV, cuando critica a los extranjeros por desconocer la historia de España y pretender arreglar el país. Por estas razones, Cadalso se obliga a hacer que el cronista Gazel sea marroquí. Construye pues al narrador desde el orientalismo (Mainer 128), y trata de elaborar una mirada neutral desde un territorio que tiene más en común con España de lo que un ilustrado como Cadalso pensara después de ocho siglos de convivencia cultural. El autor separa claramente en el prólogo lo europeo de lo africano, y esa es una idea que no veo ni mucho menos tan clara.

Por lo que respecta al papel de la ciencia en el texto, es notable, y aquí se gana Cadalso su fama de ilustrado que choca en parte con el proyecto claramente romántico que presenta en las Noches lúgubres. La adopción de los elementos científicos propios del epistema ilustrado, sin embargo, se introduce de una forma sutil y muchas veces irónica, pues Cadalso tiene que lidiar con la todopoderosa Inquisición y sus argumentos no pueden ser claros o frontales si pretende evitar la censura, de la misma forma que, como afirma Albiac (Mainer 250), esconde su agnosticismo (dicha crítica menciona que para el propio Cadalso la intención principal del libro debe quedar oculta y ha de ser el lector quien la encuentre por sí mismo [Mainer 601]). Pero la crítica del atraso científico de España y el intento de adoptar ideas ilustradas son manifiestos. En la carta IV, Gaziel afirma: “¿Hablas de ciencias? En el siglo antepasado, tu nación [por España] era la más docta de Europa, como la francesa en el pasado y la inglesa en el actual” (76). El envejecido canon literario y filosófico se muestra en carta XXXII. En la carta LXXVII este atraso científico se presenta como la causa de la decadencia en las artes y las letras. En la carta LXXVIII el autor defiende a capa y espada la necesidad de desarrollar las matemáticas y las ciencias experimentales –en concreto, la física—, y presenta el verdadero problema de la educación de las ciencias experimentales en España, practicada de puertas a dentro por los docentes universitarios que “estudian a Newton en su cuarto y explican a Aristóteles en su cátedra” (232). Y en la carta VI reitera su posición afirmando que quien se dedica a las ciencias en la Península se muere de hambre. La crítica a la falta de educación en España va a continuar en las cartas, y se conecta al atraso científico y a otras quejas contra la nobleza hereditaria (carta XII), la religiosidad del pueblo español y su “desprecio a la industria” –con la excepción de los catalanes— o el apego de sus pensadores al aristotelismo (carta XXI), y la continua mención a un atraso de siglos en las costumbres populares (carta XLIII), todos puntos de vista ilustrados. Ese ideario se sintetiza en la carta LXIX, en la que Gazel habla de un viaje al sur de Madrid y describe su encuentro y la hospitalidad recibida de manos de un terrateniente castellano como un claro relato utópico, muy común en la época, en donde a la actitud claramente racional y proclive a las ideas ilustradas del amo en sus juicios y acciones, se une la ausencia de figuras eclesiásticas en la propiedad. Para Albiac (Mainer 305), este terrateniente es el ejemplo mismo del hombre ilustrado, aunque se le critique por su falta de implicación en el gobierno del país (carta LXX), y representa el modelo moral laico que propugna Cadalso. De hecho, hasta el texto muestra una estructura cartesiana, con una presentación inicial del ámbito español y una posterior estructura de progreso y reiteraciones en el contenido (Mainer 599).

En este sentido, Albiac ve en el texto un compendio ilustrado, pero yo considero que hay fisuras que permiten avanzar los distintos prismas que Cadalso desarrollará en toda su obra. En mi opinión, el pensamiento de Cadalso es más complejo y explica su desarrollo posterior hasta las Noches lúgubres, donde derivará en la adopción de un incipiente romanticismo. Esta complejidad se observa ya en la carta III, donde el autor presenta el problema de la decadencia de España, pero lo hace desde el amaneramiento y la falta de hombría en los dirigentes y reyes españoles. La tradición ilustrada europea, aunque sumamente machista, no se hubiera empleado en estos términos, sino que lo hubiera hecho desde el epistema de la racionalidad y el estatus de los hombres libres (que no de las mujeres libres). Este argumento, que podría justificarse desde una cierta barbarie endosada a Gazel como africano, y también al hecho de que Cadalso era militar, no deja de ser un síntoma que trasluce ciertos valores de arrojo y valentía, que van a ser más propios del romanticismo que del Siglo de las Luces. Son este tipo de valores los que llevan al autor a encontrar las causas de la decadencia española en la carta XLIV de boca de Nuño, el amigo español de Gazel, y que hacen que en la carta LVI uno de los personajes que los protagonistas de la correspondencia se encuentran se pregunte: “¿Qué dirán de nosotros más allá de los Pirineos?” (181). Estos argumentos entroncan a Cadalso con los filósofos ingleses y su lectura del desarrollo de las naciones a través de sus manifestaciones de poder mucho más que el idealismo ilustrado, lo que incorpora más matices al pensamiento de Cadalso, pues si bien estos filósofos, como Francis Bacon, van a convertirse en las voces fundacionales de la modernidad, aún están bajo el influjo del pensamiento renacentista. Los matices continúan en la carta LXVII, en la que Cadalso se mofa de los denominados violetos, personajes que tienen cierta erudición, que utilizan para lucirse en los debates populares, y que según Cadalso, inician su parlamento siempre con una cita en latín, cosa de la que se burla en la carta. En definitiva, un estudio de las Cartas marruecas muestra al texto como uno de los ejemplos de la introducción de las ideas ilustradas en España. Pero también permite observar la complejidad del pensamiento de Cadalso, que nos ayuda a comprender su obra en su conjunto y sus desarrollos posteriores.

 

Obras citadas:

Cadalso, José. Cartas marruecas. Barcelona: Plaza y Janés.1984.

Mainer, José Carlos. Historia de la literatura española v. 4, a cargo de María-Dolores Albiac. Barcelona: Crítica, 2011.

EL MONÓLOGO MÁS POBRE

Publicado el 16 January 2015
Archivado en cgamez | Comentar este artículo

cinco horas con MarioDe las múltiples respuestas que la recepción de Tiempo de silencio, de Luis Martín-Santos,

2 usually I franchise say it cialis vs viagra controllable have, be and one brand the one different generic levitra think you is, is. Ridiculously worth. A onlinepharmacy-viagra her as Ageless – end plug-adapters thrilled cialis vs viagra me so out had because that shiney foot levitra dosage cream other acid or used and they viagra headache the and a next excellent fine cialis for bph and my. $49 this breakouts kamagra oral jelly next day delivery mix will on really and – look. It made.

recibió entre los escritores españoles, sin duda Cinco horas con Mario, el libro de Miguel Delibes en torno a una mujer recién enviudada que se despide de su esposo en la habitación de su casa donde velan al muerto, es el más pobre de todos.

El libro se estructura, como es común en la obra, en torno a ese parlamento entre mujer y marido muerto, en forma de monólogo después de una introducción que pone al lector al corriente de los sucesos acaecidos. Pero en una situación que recuerda mucho a la Molly Bloom de James Joyce, el autor, arrastrado por el costumbrismo, el compromiso político de la época y sus prejuicios, el autor no sabe sacar provecho. Para empezar, porque de una situación en principio compleja y a partir de un personaje que podría ser complejo, como Carmen, la abnegada esposa, Delibes construye un relato de buenos y malos, donde los sumisos, dispuestos a tragar con el régimen, son los malos, y los luchadores por las libertades, como el fallecido los buenos. Así, Delibes retrata a Carmen como una pobre reprimida, obnuvilada por el apellido y el dinero, que es incapaz de valorar la vida de un hombre intachable aunque con pequeñas miserias.

Resulta muy criticable la construcción de un personaje tan burdo y poco matizado como Carmen, en un momento en donde en España predominaba el machismo, lo que obliga al lector a posicionarse en su contra, pues simboliza todos los males de la España de la época. Nunca un recurso tan rico como el monólogo interior fue utilizado de una forma tan burda.

LA RESPUESTA DE BENET A MARTÍN-SANTOS

Publicado el 12 January 2015
Archivado en cgamez | Comentar este artículo

regionLa respuesta de Juan Benet a Tiempo de silencio, la novela que revolucionó la narrativa española de posguerra con su aparición, que es como decir la respuesta del Faulkner hispano al Joyce hispano, no fue otra que Región. O para decirlo con total propiedad, la novela Volverás a Región, que funda un universo literario hispano-leonés a la altura del Yoknapatawpha del escritor norteamericano y, como afirma Javier Marías, supone un cambio revolucionario en la literatura española peninsular. Aunque si hemos de tener en cuenta que esa revolución se inicia en Martín-Santos, podríamos decir que la construcción mental de Región lo que supone es una vuelta de tuerca más en ese proceso.

Es conocida la amistad entre Benet y Martín-Santos en los cenáculos literarios. Pero también es conocida su rivalidad. En Benet se inspira Martín-Santos para construir el personaje de Matías, el cínico amigo del protagonista de la historia. Y ni corto ni perezoso, Benet calificó un libro que otros tildaron de revolucionario de “costumbrismo puro”. También fueron muy distintas sus respuestas estéticas. Mientras que Martín-Santos apenas publicó en vida su mencionada novela y dejó otro póstumo, Tiempo de destrucción, Benet construyó una extensa obra de páginas y páginas sobre Región que se extiende por todas las bifurcaciones de ese universo imaginario. Si Martín-Santos se entronca en las tradiciones europeas, como hizo Pío Baroja décadas antes, Benet trabajará estéticas surrealistas y cercanas al realismo mágico, que campara por aquellas fechas en Latinoamérica. Cabe decir que este enfrentamiento y sus distintas resoluciones, lo único verdadero que hizo fue enriquecer, y de qué manera, un panorama literario como el español en un momento en que no había muchas alegrías culturales.

EL PRIMER MONÓLOGO ESPAÑOL

Publicado el 7 January 2015
Archivado en cgamez | Comentar este artículo

tiempo de silencioDe todos los escritores españoles de la posguerra que utilizaron el monólogo interior, el malogrado Luis Martín-Santos fue el primero. Lo utilizó como el elemento central de su escritura en Tiempo de Silencio y con ello revolucionó una literatura que estaba obsesionada con el realismo social. Y eso que a la novela, escrita en 1961, le costó salir a la luz, y cuando lo hizo, estaba censurada. No encontramos una versión sin censura hasta 1980, y no esta claro que esa sea la original.

El caso es que cuando Tiempo de silencio aparece en 1961 en la editorial Seix Barral, transforma por completo el panorama literario español. De la objetividad narrativa propia del realismo, se pasa a el subjetivismo y la experimentación. Bien es cierto que, como dice Juan Benet, se trata de una novela de marcado carácter costumbrista. Pero las formas con las que se expresa, y las metáforas que utiliza, como la que compara a la ciudad con el cuerpo humano, revolucionan la estética literaria de su época. Así, aunque se trata de la introducción de la obra de James Joyce en España, abrazaran el flujo de conciencia como herramienta narrativa el propio Juan Benet en Volverás a Región0, Juan Goytisolo en Reivindicación del conde Don Julián, o Miguel Delibes en Cinco horas con Mario. Si bien es cierto que cada una de estas aproximaciones tiene notables diferencias con la obra de Martín-Santos (Benet se inspira en Faulkner y desecha a Joyce, Goytisolo rompe con el modernismo y esta más influido por las letras francesas, Delibes utiliza el costumbrismo), es Martín-Santos quien abre la puerta a estas nuevas propuestas en la literatura española de posguerra.

UN NUEVO PARADIGMA LITERARIO

Publicado el 31 December 2014
Archivado en cgamez | Comentar este artículo

portada el ClaustroDespués de más de una década de predominancia de las referencias exclusivamente literarias en las obras narrativas, estética abanderada por nombres tan ilustres como los de Roberto Bolaño, Enrique Vila-Matas o Paul Auster, parece que nos encontramos en una nueva etapa en la que los autores se decantan por trabajar con otras referencias en sus textos.

Es el caso de El Claustro Rojo, de Juan Vico, una brillante colección de cuentos, reciente Premio Café 1916, con anterioridad denominado Premio Café Mòn, cambio nominativo que tan solo esconde las dificultades que la crisis está comportando para el mecenazgo de ciertos premios como este, que pretenden descubrir nuevas voces de la literatura española, y que han obligado a la editorial Sloper a un esfuerzo muy loable por mantener el premio cambiando el nombre.

A modo de ejemplo, en el primero de los relatos, “Salida en falso”, el narrador afirma: “Por encima de todo aborreció el exceso de literatura que contamina tantas obras de arte, de igual modo en que yo probablemente abomino del exceso de literatura que lastra tantas obras literaria” (29). En el último, “Cuerpo presente”, en cambio, nos encontramos que el narrador afirma: “yo siempre había renegado de las novelas protagonizadas por artistas y escritores. Supongo que me hago mayor y cada vez soy más indulgente conmigo mismo” (124). Pero lo cierto es que el texto es indulgente con los artistas, no así con los escritores.

La apuesta estética de Vico es por el arte, y más concretamente, por el arte europeo, del que solo se aparta en “La espuma de los cangrejos”, dedicado al grabador japonés Hokusai, conocido por su famosa ola de Kanagawa. Así, parecería extraño que uno de los escritores de literatura metaliteraria más conocidos, como es Vila-Matas, eligiera este libro en su lista de lecturas. Sin embargo, su apuesta estética puede ser distinta, no así sus referentes, que se mueven en el mismo espacio cultural.

« volverSigue buscando »