PEQUEÑO LIBRO GORDO

Publicado el 16 February 2013
Archivado en cgamez | Salir del comentario

Es triste observar el esfuerzo de las muy loables pequeñas editoriales que funcionan a día de hoy en el ámbito literario español para obtener tan poco rédito a veces porque viven de un público que no lee.

Es por eso que hoy quiero hablarles de El martirio del obeso, un libro que no me gustaría que pasara desapercibido, publicado por Tropo Editores. Un sello que destaca por la exigente selección de sus títulos y tiene entre sus méritos habernos descubierto a escritores como Matías Candeira, Mar Sancho o Paula Lapido, por mencionar tres autores de su cuidado catálogo.

Para empezar, hablaremos de su autor, Henri Béraud. Personaje controvertido, periodista aclamado, escritor laureado (el libro que hoy nos ocupa ganó en 1922 el prestigioso premio Goncourt), obeso declarado y también polemista antisemita que acabó siendo acusado de colaboracionista con los nazis.

La grandeza de la literatura, y en general del arte, es que personajes tan políticamente incorrectos son capaces de crear preciosas y precisas obras de arte. En este caso, una novela escrita a modo de monólogo por un personaje obeso como el propio autor (no podría ser de otra forma), que traba conversación con el asiduo de un bar en la provincia francesa. Al modo de En el culo del mundo de Lobo Antunes pero setenta años antes, el narrador le explica a su oyente (que somos todos) sus desventuras amorosas.

El libro nos permite recuperar la vitalidad que el relato narrado en primera persona tiene y ha tenido en las letras francesas, así como la importancia del humor, la ironía y la autocrítica en la literatura gala desde Rabelais. Para asombro del lector y a diferencia de otro maldito como Céline, el antisemitismo, la anglofobia y la apología del fascismo brillan por su ausencia en un texto donde la tensión y la risa se mantienen hasta el final. Claro que se escribió en 1922 y faltaba mucho por acontecer.

Comentarios

No hay mas respuestas