POESÍA Y VIDA

Publicado el 9 May 2014
Archivado en cgamez | Salir del comentario

GARCILASOEn una pregunta eminentemente dirigida tanto a un poeta como a un lector crítico, ¿puede la tensión generada entre la experiencia biográfica de un escritor, la lealtad a las formas estéticas y el peso de la tradición convertirse en una innovación literaria? Si la respuesta es afirmativa, ¿de qué forma? Preguntas como estas pueden ser respondidas a través de un análisis de las composiciones poéticas de Garcilaso de la Vega, el poeta fundacional de la tradición castellana en el Renacimiento, mediante algunos de sus sonetos, la primera Égloga y su Elegía II.

El hecho de que Garcilaso fuera considerado un poeta soldado, un escritor que murió en el campo de batalla, parece muy necesario para iluminar mis preguntas. Pero no es suficiente, porque también me estoy enfrentando con un escritor profundamente influido por la poesía clásica y por Petrarca, y resulta importante tener en cuenta este hecho. Finalizada esa lectura, que desde aquí recomiendo encarecidamente, uno puede afirmar que Garcilaso de la Vega, un poeta eclético e innovador del Renacimiento español (quizá el primero junto a Juan Boscán) que nunca cultivó la poesía épica, expresó la influencia de su existencia diaria como soldado de una forma diferente, a partir del uso de la sátira, la ironía, la autobiografía ficcional y la autoreferencialidad. Estrategias creadas por las tensiones producidas en Garcilaso en torno a su vida entre armas y su actividad literaria que acabarán influyendo a la literatura picaresca, al realismo español, y con ellos, a toda la literatura occidental, que no es poco.

Comentarios

No hay mas respuestas