Una historia sin autocompasión, un relato trepidante y una emotiva biografía: tres recomendaciones sobre Dave Eggers

Publicado el 13 November 2010
Archivado en cgamez | Salir del comentario

Antes de iniciar la lectura de una novela autobiográfica en la que un joven de veintiún años tiene que hacerse cargo de su hermano de ocho tras la muerte de los padres, el lector suele estar a la defensiva ante la posible autocompasión que conlleva la historia. Después de iniciar la lectura de Una historia conmovedora, asombrosa y genial, que al parecer trataba de eso, el lector se ha olvidado de sus miedos. Eso sí, ha descubierto otra forma de narrar donde el autor utiliza todo el talento acumulado en sus años de editor. Y no, no se trata de fuegos de artificio, la narración avanza sólida hacia su clímax, donde se cierra el duelo. Al llegar al final, se observa que en ningún momento Dave Eggers, su autor, ha echado mano de la autocompasión para contar esta porción de vida. Al contrario, la sensación es que el texto ha sido sumamente entretenido y hasta optimista.

Así que no es extraño que sigamos leyendo más libros de Eggers y nos encontremos con Ahora sabréis lo que es correr en nuestras manos. Una novela que se lee como un viaje trepidante ya desde la portada, donde comienza el texto. La historia está narrada como un diario de viaje con el que se inicia y finaliza el relato. El protagonista, Will, recibe una cantidad astronómica de dinero y emprende un viaje de ocho días por todo el mundo con su amigo Hand para tratar de repartir ese dinero entre pobres de países subdesarrollados. ¿Fotografía de una generación de jóvenes sobreenriquecidos? ¿Sátira del sentimiento de culpabilidad occidental ante la pobreza? ¿Ironización sobre la forma de viajar de los norteamericanos? Sí, pero también un texto que esconde la dificultad de asumir el dolor por la muerte del amigo ausente en una novela de aventuras. Un viaje trepidante donde los quijotescos protagonistas transitan por una suerte de no-destinos turísticos (Senegal, Marruecos, Estonia y Letonia).

Así llegamos al libro que más fama le ha dado a Eggers: ¿Qué es el qué? La biografía novelada de Valentino Achak Deng, un niño desplazado por la guerra del Sudán. Tras pasar por los campamentos de refugiados de Etiopía y Kenya junto a otros niños, escapando de la muerte por hambre, por los disparos de los soldados o los ataques de las fieras de la sabana, acaba dando con sus huesos en EEUU, desde donde narra su historia y que supuestamente Eggers recoge en este libro. Aunque, pese a cien horas de entrevista y una viaje compartido a Sudán para darle al narrador imágenes para el relato, Eggers no puede evitar añadir elementos de ficción a esta historia sobre la esperanza y la lucha humana contra la indignidad de la guerra. Es el precio a pagar para narrar la realidad de una historia dual con dos personajes y un narrador.

Carlos Gámez

Comentarios

No hay mas respuestas