UNA JOYA

Publicado el 26 June 2014
Archivado en cgamez | Salir del comentario

(en homenaje a Ana Santos)

rheiEs un objeto delicadamente elaborado, Esa es la mejor definición que podemos hacer del poemario Química, de Sofía Rhei, editado por El Gaviero con un formato de cuadernillo en portada y contraportada. Pero que además sorprende por el uso de los símbolos de los elementos químicos como las cabeceras de las secciones del libro, tanto de los poemas como del Preludio y el Cauce. Pero no queda ahí el uso de elementos químicos en el texto. También aparecen periódicamente esos símbolos al pie de algunas páginas seleccionadas, y a veces son capaces de construir significación en el poema como en “Au” (48), muy en la línea de otros escritores españoles que han trabajado los elementos gráficos en la página poética, como el poeta y teórico Vicente Luis Mora.

La presentaciones innovativas no quedan ahí, Rhei utiliza en varios poemas la secuencia numerada a modo de entrada de diccionario, con una numeración sesgada y seleccionada en donde se pone más de manifiesto la relación entre ciencia y lingüística (y por tanto, poesía), como en el poema “FUNCION” de la página 35.

En su relación con la ciencia, la notable relación que la química y la poesía tienen a través de la alquimia queda de manifiesto en el prólogo, y cuando en el poemario de Rhei leemos: “No es una onda ni una partícula/ pero brilla y calienta, y vuelve de oro,/ y revela facetas de las cosas” “LuCeS”, 20). Pero además de lo alquímico, en estos versos se observa que la poeta toma a la ciencia como una poética capaz de describir el paso del tiempo: “Cualquier lugar,/ por mucho que se obstine en no inmutarse,/ es convertido en arena salada por las olas” (“ArMoNiCa RuTiNa”, 21).

Comentarios

No hay mas respuestas