UNA LECCIÓN DE CUENTO

Publicado el 7 August 2014
Archivado en cgamez | Salir del comentario

llamadas telefonicasFamosa es el consejo de Roberto Bolaño a los cuentistas, cuando les recomienda que nunca escriban los cuentos de uno en uno si no quieren encontrarse escribiendo siempre el mismo y único cuento. Que los escribas mejor de tres en tres o de cinco en cinco. Y a fe que ese consejo lo lleva a rajatabla Bolaño con el que fuera su segundo gran éxito literario -que no comercial, porque las primeras ediciones de los libros de Bolaño apenas si alcanzaban los mil ejemplares, y no solían agotarse hasta la aparición de la aclaparadora novela Los detectives salvajes, santo y seña del estilo de Bolaño- que no es otro que el libro de relatos Llamadas telefónicas.

En este libro, que podemos considerar la recopilación de Roberto Bolaño para los cuentistas, se encuentran algunas de las mejores historias del escritor argentino. Está dividido en tres partes y lo conforman catorce cuentos, que se dividen en cinco, cinco y cuatro. Así que Bolaño llevó bastante al pie de la letra su consejo.

La primera parte, titulada propiamente “Llamadas telefónicas”, está conformada por “Sensini”, “Henri Simon Leprince”, “Enrique Martín”, “Una aventura literaria” y precisamente, “Llamadas telefónicas”. La segunda parte, que lleva por título “Detectives”, la forman “El Gusano”, “La nieve”, “Otro cuento ruso”, “William Burns” y “Detectives”. Finalmente, la última parte se agrupa en torno al título “Vida de Anne Moore” y contiene los relatos “Compañero de celda”, “Clara”, “Joanna Silvestri” y “Vida de Anne Moore”.

Resulta increíble observar que Bolaño hasta cuida la forma en que agrupa los relatos. Pero si nos vamos al detalle, al cuento en sí, debo confesarles que vuelvo muchas veces a releer relatos de este libro, en concreto dos, por orden de importancia en mi biblioteca: “Joanna Silvestri” y “Sensini”.

Comentarios

No hay mas respuestas